Memorias de familia / Kids

Me enamora el contacto con la gente y mi cámara, pero la magia que dejan los niños a cada paso es insuperable, no hay poses, no hay planes, no hay engaño. Únicamente la transparencia de su ser que queda registrado en cada fotografía. La fuerza con que disfrutan la vida es una gran lección e inspiración.